Última edición Staff Links Contacto Instituto Clínico de Buenos Aires Seguinos en FacebookSeguinos en Facebook
Consecuencias
 
Edición N° 20
 
Marzo 2018 | #20 | Índice
 
EDITORIAL: Lembranzas de Judith
Por Mario Goldenberg
 

Judith MillerLo primero que se me a ocurrió el seis de diciembre pasado con el deceso de Judith Miller es que fue el alma mater del Campo Freudiano, ha sido el motor, la impulsora de la comunidad de la orientación lacaniana. Fiel al legado de Lacan y tenaz impulsora de la enseñanza y la orientación de Jacques–Alain Miller.

No recuerdo cuando la conocí, pero fue seguramente en los primeros Encuentros del Campo Freudiano en la década de los '80. Fue en el año '92, en el Encuentro de Caracas, tuvimos una reunión con Judith en el Hilton, colegas del Seminario Lacaniano, que todavía no habíamos entrado en la EOL. Queríamos continuar con nuestros lazos con el Campo Freudiano y con la AMP recién fundada.

Judith fue una excelente y simpática anfitriona, se ocupó de escucharnos y de organizar una reunión en Buenos Aires, en la Casa del Campo Freudiano de Riobamba con Juanqui y Dudy, para ver qué manera podíamos seguir ligados al Campo Freudiano, finalmente la conclusión, fue entrar en la EOL. Puedo decir que tanto Judith como Miller hicieron todo lo posible para cuidar el lazo transferencial.

Posteriormente recuerdo flashes de intercambios de palabras en la fundación de la EBP, en Buenos Aires.

En París creo que fue en el año '99, me citó en su domicilio para llevar un encargo monetario a Buenos Aires para la organización del Encuentro Internacional. Recuerdo los Picassos en las paredes de su living, me convidó un café y conversamos sobre diversos temas, Žižek entre otros, de quien decía que se repetía mucho. Me entregó un sobre, me pidió que contara el dinero, y le dije que en mi hotel no había cajas de seguridad, dijo que no había problema, que se lo entregue al conserje en un sobre cerrado con mi nombre, lo iba a guardar y así fue.

Recuerdo en esos viajes mientras esperaba en el café News, en la esquina del consultorio de JAM de la Rue d'Assas, verla llegar con sus nietos del Colegio Alsaciano.

Fue también en esos viajes, cuando me designan próximo director de la EOL, que me invitó a cenar con Alexander Stevens en la Coupole. Fue una velada muy agradable, me contó de los grupos de Europa del Este, con quienes tenía un especial interés, así como también del grupo de colegas de Cuba, recuerdo que ellos pidieron ostras, y yo agneau, con buen vino. Me sorprendió, como Judith, conocía la situación de cada IOM, me enteré allí que Stevens atendía en Bruselas y también en Paris, fue él quien se hizo cargo de la adición.

Otro recuerdo a destacar fue en el año 2002, en el coloquio Ornicar? donde participó Allouch, colegas de APA, en el break me preguntó muy interesada por la situación argentina, (Corralito), le conté sobre la crisis que atravesamos, la gente revolviendo la basura para sobrevivir, el espanto. Me dijo: –Ahora está en París. Disfrute de eso–.

Le conté que en esos días estaba por llegar mi hija Julia, con quien pensaba ir un par de días a Venecia, Judith se iluminó, me contó, que le había llevado mucho trabajo convencer a Jacques–Alain que conozca Venecia, finalmente fueron y se entusiasmó. Me recomendó que viajemos en tren, pues la estación tenía una bella vista al Gran Canal, así lo hicimos y se lo voy a agradecer siempre.

Otro recuerdo fue, siendo director de la Eol, la invitamos con quienes integraban el Directorio, Baudini, Wolodarsky, Luka y Barros, a la Caballeriza de Puerto Madero, yo venía de un homenaje a Xul Solar, le obsequiamos un catálogo, pudo apreciar su arte y enseguida capto su vertiente esotérica. Recuerdo que cató el vino igual que en París. Fue una velada inolvidable, con alguien siempre ocupada en los detalles.

Tengo innumerables recuerdos más, de todos estos años, siempre me sorprendió, que conociera la situación de los colegas de cada ciudad, y que siempre estaba al tanto de todos los debates de la AMP, de los que tenía opiniones muy firmes.

Por último quería mencionar, una reunión que tuvimos con Judith y Adriana Testa, por Colofón y Consecuencias, donde nos aconsejó tomar el debate del psicoanálisis y el pragmatismo, donde pude apreciar su fluidez con la filosofía. Hay mucho más, para decir, de una ausencia que se va sentir, y que como decía al principio, fue y es el alma mater nuestro colectivo y de la construcción de la AMP.

 
 
Kilak | Diseño & Web
2008 - | Departamento de psicoanálisis y filosofía | CICBA